lunes, 23 abril 2018

Biblioteca de Egipto y Grecia

E-mail

 

En ese entonces se hablaba de biblioteca en el estricto sentido de la palabra, ahí se guardaban las tabletas que contenían los conocimientos de la época, el material que se utilizaba para escribir fue cambiado debido a que dichas tabletas se deterioraban con gran facilidad.


BibliotecasPor lo general, las bibliotecas no estaban abiertas al público, sino al uso exclusivo de sacerdotes y gobernantes.


Son pocas las noticias de bibliotecas que dan los historiadores o que hayan revelado las exploraciones científicas. Diodoro de Sicilia refiere la existencia de la de un faraón que él denomina Osymandyas  y que estaba en la ciudad de Tebas, donde los exploradores Champollion y Wilkinson descubrieron señales de una biblioteca que debió existir catorce siglos a. C. , la famosa biblioteca greco-egipcia de Alejandría, fundada por Ptolomeo I Sóter (año 323 a.C.) Para ella hizo traducir Ptolomeo II Filadelfo (285 a.C.), la Sagrada Biblia de los judíos del hebreo al griego. Pereció definitivamente, aquel centro del saber antiguo al ser conquistada la ciudad por los árabes en el 641.


En Grecia existe la Biblioteca de Pérgamo, fundada por Eumenes II y Atalo II (198-137 a.C), la cual contaba con unos 200.000 volúmenes al tiempo de ser transportada por Antonio u Octavio Augusto a Alejandría y, asimismo, la que se dice fundada en Atenas por Pisístrato (siglo VI a. C.), que pasa por ser la más antigua de Grecia. De mediados del siglo V fue la biblioteca de Nehemías a que alude el Libro II de los Macabeos (cap. II, vers. 13) y que, sin duda, llegó a ser griega y hebrea.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos