martes, 14 agosto 2018

Biblioteca en Roma

E-mail

 

La primera biblioteca pública de Roma se debió a Asinio Polión, quien la fundó en el Atrium libertatis sobre el Monte Aventino. El Emperador Octavio Augusto reunió la segunda en el templo de Apolo sobre el monte Palatino y entre otras varias que se fundaron por entonces en Roma durante el Imperio, destacó la Ulpiana de Trajano. Antes, de las bibliotecas públicas hubo colecciones particulares que los nobles romanos buscaban y se procuraban a gran precio o se llevaban de las ciudades griegas conquistadas y este afán continuó activo en los demás siglos del Imperio.


BibliotecasLa primera colección de esta clase privada fue la de Paulo Emilio, año 160 a.C. En el siglo IV, contaba Roma con 29 bibliotecas públicas que la invasión de los bárbaros destruyó casi por completo y sin duda, que en otras ciudades romanas se hallarían magníficas colecciones de libros cuando sólo en Herculano se ha descubierto una con más de 1.800 piezas de papiro que debieron componer unos 800 rollos.


Edad Media
Desde la invasión de los bárbaros, refugiadas las ciencias y las letras en los monasterios y catedrales como únicos centros del saber en aquélla época, a éstos debe acudirse para hallar bibliotecas en la Europa occidental hasta finales de la Edad Media. En los documentos de los siglos IX, X y XI, se habla con frecuencia de colecciones de libros que los obispos dejaban en testamento a las bibliotecas de iglesias y monasterios y notoria es la solicitud que los monjes desplegaban para conservarlas y enriquecerlas. La primera de que se tiene noticia en España fue la de San Martín Dumiense en su monasterio de Dumis (Portugal) hacia el año 560, después obispo de Braga; le siguieron en el siglo VII la de San Isidoro de Sevilla y las de San Braulio y Tajón en Zaragoza.


En el siglo XIII, comenzó a tener importancia la biblioteca en los palacios de reyes y magnates siguiendo en auge de siglo en siglo y fueron célebres las de Alfonso X de Castilla, Jaime II y sucesores en Aragón, brillando sobre todo la de Matías Corvino en Hungría, ya en el siglo XV sin hablar de las episcopales y las pontificias.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos